Nacionalsocialismo

lunes, 20 de abril de 2009

120 AÑOS DE LA ERA HITLERIANA






















Nació en en la ciudad de Braunau sobre el Inn, Austria, el 20 de abril del año 1889. De familia humilde, fue voluntario en la Gran Guerra (1914-1918) donde obtiene condecoraciones por valor en combate y por herido de guerra y el grado de cabo. Se le otorga la Cruz de Hierro de segunda clase. Vuelto de la guerra y viendo en la humillante situación en la que queda Alemania por la "revolución" comunista llamada "puñalada por la espalda" por los soldados del frente, comprende que la lucha política es el medio de remediar esa situación. Ya como dirigente del NSDAP (siglas que corresponden en alemán al Partido Obrero Nacional Socialista Alemán) el 9 de noviembre de 1923 organiza un "putsch" que fracasa por la traición y cobardía de los dirigentes conservadores. Este "golpe" es sangrientamente aplastado en las escalinatas de la Feldherrnhalle (monumento a los Señores de la Guerra) quedando Hitler herido y 16 NS asesinados. Una bandera con la cruz gamada es empapada en el charco de sangre de los primeros mártires NS convirtiéndose en la Blutfhane (Bandera de la Sangre) que un día su custodia será confiada a la SS . Hitler es enjuiciado y condenado a prisión en la fortaleza de Landsberg. En este breve período de cárcel aprovecha para escribir "Mein Kampf" (Mi Lucha). Sale en libertad el 20 de diciembre de 1924. Decidido a seguir la lucha en el terreno político reorganiza el NSDAP, la SA y la SH (Stosstrupp Hitler) se convierte en la SS (SchutzStaffel - grupo de protección); se vuelve a editar el Völkischer Beobachter (El Observador Popular). El 25 de febrero de 1925 se realiza la primera reunión del Partido (de la nueva época) en la histórica cervecería Burgerbräukeller de Munchen (Munich). Muy comentado por propios y extraños es un pasaje de ese discurso inaugural de Hitler que ya en esa época se puede ver y sentir su gran voluntad de combate y su inigualable fuerza de Voluntad, además de tener una clara idea de sus agudo genio: "En nuestro combate, sólo es posible dos cosas: ¡o el enemigo pasará sobre nuestros cadáveres, o nosotros pasaremos sobre los suyos!". El Partido se vuelve a fundar solemnemente y Hitler recibe el carnet de afiliado con el número 1. En los años de lucha por el poder se producen innumerables atentados contra militantes y dirigentes del Partido. Pero éste es dirigido por la férrea voluntad del Fuhrer Adolf Hitler cual barco azotado por feroz tormenta. El año 1930 es de gran importancia para el Movimiento. El crack económico del año anterior le dio la razón a los NacionalSocialistas que lo venían advirtiendo desde tiempo atrás. Esto le proporciona al Partido un creciente caudal de afiliados y militantes. Así llega el gran día: 30 de enero de 1933. En ese día Hitler es llamado por el Presidente Hindenburg para el ejercicio del Poder en vistas de los fracasos de los otros partidos políticos. Hitler toma el poder y de inmediato se emprende la restauración del Honor Alemán ante su pueblo y el mundo. El triunfo de las ideas nacionalsocialistas se demuestran en todos los terrenos: en el del trabajo, por ejemplo, el NS "destierra" EN TRES AÑOS al desempleo (6.139.000 parados "heredó" del viejo régimen). Planes de vivienda, de carreteras, de industrias, etc. son puestos en marcha por un régimen que ve en el trabajo su más preciado tesoro. Y es en el terreno económico donde el NacionalSocialisno derrota definitivamente al judío y su pseudo ciencia económica: Hitler proclama: "No tenemos oro, pero el oro de Alemania es la capacidad de trabajo del pueblo alemán... La riqueza no es el dinero, sino el trabajo". Pero poco a poco el Poder Judío Mundial va arrinconando al Führer hacia una guerra que éste se desespera en evitar. La Masonería, muy fuerte en Inglaterra y Francia, consigue poner a Polonia en contra de Alemania azuzando viejos odios y rivalidades. Así estalla lo que se conoce como la "Segunda Guerra Mundial". Seis años tardan en aniquilar al "tercero en discordia" con un odio y un ensañamiento que es la mejor prueba de que el judío estaba detrás de todo eso. El 1 de Septiembre de 1939 en el Reichtag (Parlamento del Reich) Hitler en su discurso con motivo de la entrada en conflicto con Polonia decía entre otras cosas: "No pido de ningún alemán más de lo que estuve dispuesto a hacer en todo momento durante más de cuatro años (en la Primera Guerra). Desde ahora es cuando mi vida pertenece verdaderamente en absoluto al Pueblo. No quiero ser ahora más que el primer soldado del Reich. Por ello he vestido de nuevo aquel uniforme que fue para mi el más sagrado y el más querido. Sólo me lo quitaré después de la victoria, o bien, no viviré este final. SOLO HAY UNA PALABRA QUE NO HE CONOCIDO NUNCA Y ES: CAPITULACIÓN". Seis años después, a cuatro meses del final, había en él la misma determinación, expresada en las siguientes palabras: "UN PUEBLO NO TIENE NADA MÁS SAGRADO QUE SU PATRIA, UN PUEBLO TIENE QUE DEFENDER SU DIGNIDAD HASTA DERRAMAR LA ÚLTIMA GOTA DE SU SANGRE". Y llega el 30 de abril de 1945, el día en que parte el Führer hacia la Eternidad, la que supo ganarse cumpliendo uno de los mandamientos mas antiguos y sagrados: "mantente siempre fiel a ti mismo" ("tu honor es tu fidelidad") y cumpliendo sus mismas ordenes se queda en Berlín a compartir la suerte de sus soldados (cabe destacar que los últimos defensores de la capital del Reich fueron tropas de la SS y en particular las de la 33 división "Carlomagno" integrada enteramente por franceses). Nosotros, los Jóvenes NacionalSocialistas Argentinos conmemoramos un nuevo aniversarios del nacimiento del FÜHRER ADOLF