Nacionalsocialismo

martes, 21 de julio de 2009

Liberación de algunos pueblos por el NS

Los gobiernos democráticos y sus "intrépidos" historiadores han descrito, desde siempre, la actuación de las fuerzas Nacional-Socialistas durante la 2ª guerra mundial como opresora, represiva, cuando realmente se llevó a cabo una cruzada por la liberación de los pueblos y naciones oprimidos. En este artículo se pretende sacar a la luz hechos verídicos sistemáticamente eliminados de todos los libros de historia oficiales.Y es que la política del III Reich alentó a muchos grupos y movimientos patrióticos de pueblos oprimidos para que pudieran alcanzar sus objetivos liberadores gracias al derrumbamiento del sistema de Estados capitalistas. Si bien estos hechos son casi siempre evitados, se tienen inventado una " excusa oficial " que sustenta que el apoyo ha respondido únicamente a intereses geo-políticos, ignorando que la colaboración venía existiendo desde mucho antes del ascenso al poder en el 1933.
Lo cierto es que el Nacional-Socialismo ha servido como fuente de inspiración y base teórica de muchos movimientos nacionalistas -tal es el caso de la organización flamenga Verdinaso-, de modo que lo ideal del Nuevo Orden Europeo les dió cobertura al alimentar las esperanzas de una Europa de las Patrias.Ya venían manteniendo contactos desde los años 20 con representantes y exiliados de diversas nacionalidades, especialmente entre los pertenecientes a los pueblos oprimidos por la URSS. Estos (Caucásicos, Tártaros, Armenios, Geórgicos...) estaban en un principio organizados en torno la revista Karkaz (París) y The Caucasian Quaterly financiados por Japon e Italia.También este último país llevó a cabo una política favorable a los pueblos oprimidos. En un primer lugar se articulara el grupo Anti-Europa de G.Volpe con un pensamiento europeísta semejante al del Nueva Orden, y luego, cuando Mussolini organizó la Internacional Fascista , pueblos como Croacia, Flandes, Ucrania... fueron admitidos como miembros de pleno derecho.Tras el ascenso Nacional-Socialista al poder en Alemania, muchos líderes nacionalistas exiliados pasaron a convertirse en consejeros especializados en política exterior -tal es el caso de los asesores del balto alemán y teórico NS Alfred Rosenberg-. También se promovió la creación de divisiones de las SS de diversas naciones que no contaban, en principio, con Estado de si ( Armenios, Bretones, Bosnianos, Caucásicos, Cosacos, Checos, Croatas, Eslovenos, Estonios, Flamencos, Geórgicos, Kirguises, Letonios, Lituanos, Tártaros, Ucranianos, Uzbecos...) y tras 1941 se formaron una serie de representaciones nacionales de distintos pueblos que, aún que dependiendo financiariamente de organismos como el Ostministerium, las SS o la Wehrmacht, jugaran un papel considerable en los órganos de decisión política del III Reich.El contacto con los pueblos oprimidos de Europa Occidental fue mas intenso. Operaban tradiciones de intercambio entre frisones del leste y del norte, bajo soberanía germana; de los grupos de celtólogos alemanes, con cierto carácter esotérico y con ecos incluso en la organización Abnenerbe (Herencia de los Antepasados), dedicada a las labores culturales, históricas y arqueológicas dependiendo directamente de las SS, o del interés académico desarrollado entre amplios círculos de lingüistas y etnólogos por los nacionalismos Euskera, Galego, Català, Irlandés o Escocés. De hecho, convencidos de la legitimidad de la causa Nacional-Socialista, varias personas y organizaciones de los dos últimos países llegaron a colaborar como espías o propagandistas.A continuación, e a modo de ejemplos prácticos de lo que se tiene dicho hasta ahora, hay una serie de resúmenes muy reducidos, y que por lo tanto se deberían ampliar separadamente, de cómo el Nacional-Socialismo se fundió con las luchas de liberación nacional en una serie de pueblos europeos: Eslovaquia, Ucrania, Croacia, Bretaña, Flandes e Frisia.EslovaquiaTras el derrumbamiento del Estado checo-eslovaco en Marzo de 1939 surgió una República Eslovaca impulsada por el movimiento nacionalista SLS. Si bien en principio esta organización tenía un corte más bien populista-católico, los sectores más jóvenes, organizados en torno al calor de la revista Nástup, dinamizaron su política cara el Nacional-Socialismo, hasta que se convirtió en partido único bajo el nombre de Unidad Nacional Eslovaca.Entre los líderes Nacional-Socialistas eslovacos tenemos que mencionar a Vojtech Tuka, que llegó a ser primer ministro. Fue profesor de derecho en la Universidad Húngara de Bratislava y en 1923 ya organizara una milicia, inspirada en el Fascismo Italiano, denominada Rodobrana (Defensa de la Patria) que resurgiría en el 39, actuando conjuntamente con la Garda Hlinka del UNE. Tuka y el ministro del interior, A.Mach, habian sido responsables de la nazilización del partido, propugnando un racismo biológico como base de las nacionalidades eslovaca y colaborando con el III Reich en la deportación de judíos.Con la ocupación comunista del país, que duró hasta 1990, Eslovaquia perdió su libertad y de nuevo se convirtió en una nación oprimida. UcraniaEl segundo ejemplo es el de Ucrania, donde existía una organización nacionalista, a UNO, que ya venía apoyando al III Reich desde su constitución.Los ucranianos destacaron en la 2ª guerra mundial por su apoyo militar a las fuerzas Nacional-Socialistas (con un total de 30.000 efectivos). Este apoyo se centro en el frente del leste, desde el comienzo de la invasión a la URSS en Junio de 1941, ya que los nacionalistas de la UNO vieron la oportunidad de restaurar un Estado ucraniano unificado e independiente y, a la vez, luchar contra el enemigo comunista. Así, tras la creación del Estado eslovaco, surgió la República Cárpato-Ucraniana.Por su parte, algunas facciones de la UNO, agrupadas en torno a Stepan Bandera, acompañaron a la Wehrmacht en el 1941 en su entrada liberadora en territorio ocupado por los comunistas y proclamaron la independencia de Ucrania en Junio del mismo año en la ciudad de Lviv. La Wehrmacht contó con tropas auxiliares ucranianas e, incluso en las SS, participaron voluntarios ucranianos occidentales (en las divisiones Nachtigall y Roland), formando una división propia (la división SS Galizien “Galiza”) reclutada en buena parte por la UNO.Por otra banda, el componente anti-semita del nacionalismo ucraniano era innegable, ya que consideraba a los comerciantes judíos como opresores de los campesinos y colaboradores con la Rusia Comunista.Tras la ocupación comunista, Ucrania fue sometida al Imperio Soviético a pesar que las actividades armadas del Ejército Insurgente Ucraniano UPA durarán hasta comienzos de la década de los 50, confinadas a la Ucrania occidental. CroaciaEl tercer ejemplo es el de Croacia, donde el Nacional-Socialismo estuvo estrechamente vinculado al movimiento de los ustachi (insurgentes), surgido en eñ periodo de entre-guerras. Su fundador, el abogado Ante Pavelic, procedía del Partido del Derecho, de corte nacionalista tradicional y fundado en el 1861, del cual era secretario general. En 1929, luego de que el rey Alexandre impusiese un régimen autoritario, Pavelic, siguiendo el modelo de la ORIM macedonia, consideró que había llegado la hora de fundar una organización partidaria de la acción directa que superase el conformismo del Partido Campesino Croata. Así se fundó la Organización Insurgente Revolucionaria Croata (Ustacha-Hrvatska Revolucionarna Organizacija), que adoptaba el führerprinzip. También surgiran paralelamente unas milicias: Deiesa Croata (Hrvatski Domobran).El partido Ustachi establecía en sus principios, publicados en 1932, el objetivo de fundar un Estado croata independiente, basado en las tradiciones comunitarias campesinas y aposto al capitalismo, afirmando a su función de baluarte frente al comunismo. La derrota de Yugoslavia ante las fuerzas de la Wehrmacht en Abril de 1941 hizo posible la creación del Estado croata independiente (Nezavisna Drzava Hrvatska), siendo el primer jefe de Estado Pavelic. Este y el Partido Ustachi constituyeron un Estado de corte Nacional-Socialista que duró hasta la invasión soviética. Tampoco podemos olvidar la Divisom SS "Handschar", formada en 1943 por voluntarios mussulmanes de Bósnia-Herzegovina. Su totalidad, junto con otros 30.000 bosnios y croatas, fueron entregados por los británicos a los partisanos de Tito, pereciendo en la denominada "Marcha de la Muerte" o en ejecuciones masivas.Hasta aquí la historia de tres pueblos que con el Nacional-Socialismo ganaran su libertad y que con comunismo la perdieron.FlandesEn Flandes operaban varias organizaciones nacionalistas de abierto carácter Nacional-Socialista. Es el caso de VNV (Vlaamsch Nationaal Verbond), fundado en 1933, y el Verdinaso. Ambos partidos venían siendo apoyados financiariamente por el III Reich por lo menos desde el 1937.La Verdinaso tuvo una estrecha colaboración con las SS, sirviendo de base de reclutamiento de la sección SS flamenga (Allgemeine SS-flandern) y de la Bandera SS "flandres". Por su parte,la administración alemana, depende de la Wehrmacht, contó con la VNV para la organización de un cuerpo de funcionarios para el nuevo gobierno flamengo. Con la invasión al Imperio Soviético en Abril de 1941, aumento el entusiasmo de los nacionalistas. Paralelamente, miembros de VNV tomaron puestos en los ministerios belgas asi como en la administración flamenga. De hecho, este partido contaba en el 42 con 100.000 miembros y varias organizaciones sectorales.Los líderes de VNV, entre ellos De Clercq y Hendrik Elias, apostaran decididamente por colaborar en el campo militar con las fuerzas Nacional-Socialistas. De este modo se creó una unidad de voluntarios dentro de las SS, la Legión Flandres, que combatió en el frente oriental como vanguardia de la lucha contra el comunismo, juntándose al Nuevo Orden. La VNV controlaba directamente la legión nombrando sus oficiales y formando compañías separadas. A partir del 44 toman mayor protagonismo el Partido Nacionalista Flamengo de los trabajadores y las SS-Flandres.Con la invasión de las fuerzas judio-capitalistas, los nacionalistas flamengos se vieron obligados a huir a Hannover, donde se creó el Gobierno Flamengo en el Exilio.Por otra banda, tenemos que hacer referencia a la VVF, presente en Flandes Francés. Con la ayuda de las fuerzas Nacional-Socialistas sacaran adelante en 1941 la publicación de su órgano oficial bilingüe, Le Lion des Flandres-De Torrewachter , desde el cual se difundió un mensaje ideológico racista y panneerlandista. Muchos nacionalistas flamengos de Francia llegarán a ingresar en las Allgemeine SS pero la invasión de Normandia por las tropas norte-americanas impidió posteriores avances.BretañaEl nacionalismo bretón es uno de los ejemplos más interesantes, sobre todo para nosotros, los galegos, como nación celta, por lo que debo ampliarlo debidamente más adelante. Ahora intento hacer solo un brevísimo acercamiento al que fue este movimiento en el período que abarca este trabajo.Con la liberación de Francia por las fuerzas Nacional-Socialistas , los líderes del PNB (Strollad Broadel Breiz), Olier Mordred y Debauvais, pueden regresar a la Bretaña, Mordred lanzó en 1942 la revista Stur, de abierto carácter Nacional-Socialista, y Debauvais, junto Lainé, en el 44 reeditó la revista Breiz Atao. También organizó una unidad de voluntarios nacionalistas, a partir de las milicias del PNB, las Bagadoú Stourm (Grupos de Combate), para luchar al lado de los alemanes y vengar al os militantes nacionalistas asesinados por las guerrillas comunistas. Surgió así la Brigada Bezen Perrot que lucho bajo el nombre de Bretonische Waffenverband der SS. En el campo cultural, el Reich obligó al gobierno de Vichy a reconocer al bretón como lengua en la enseñanza y se le dio cierto grado de autonomía a la región con la creación del Comité Consultatif de Bretagne. Tampoco se puede deijar de citar el Mouvement Ouvrier Social-National (Movimiento Nacional-Socialista Obrero Bretom) fundado en 1941 por T.Jeusset.En Junio de 1944, con la invasión de las tropas judío-capitalistas, las Bezen Perrot se replegaron cara Alemania ingresando en las SS o mantuvieron guerrillas anticomunistas hasta finales del 44. Hay mucho más que contar sobre la Bretaña que ya contaré otro dia xDDFrisiaLos primeros contactos entre nacionalistas frisones y nacional-socialistas alemanes tuvieron lugar como derivación de los antiguos vínculos establecidos en lo años 20 y 30 entre los nacionalistas y los grupos regionalistas militantes de Frísia oriental (a Ostfriesische Landshaff), interesados en reavivar la común parentela entre frisones occidentales, orientales y setentrionales. Esos contactos se materializaban en los Congresos Gramfrisones celebrados desde 1925, estando presentes en el último de ellos (1937) representantes del NSDAP.De hecho,varios oficiales de las SS procedentes de la Frísia oriental habían hecho propuestas de un amplio autogobierno a los nacionalistas frisones. Éstos constituyeron un : triunviriato poco después, el Trijemanskip, integrado por Jaap Kalma, Sybesma y Folkerstma. El segundo éra próximo al partido Nacional-Socialista NSDAP y fundó meses más tarde una organización Nacional-Socialista Frisona, racista y anti-semita.Himmler y la organización de las SS Abnenerme mostraran interes por la causa frisona, y de hecho, las SS fomentaran la literatura en idioma frisones, dieran oportunidades para publicar y ganar premios a los escritores del movimiento frisón, e incluso decretaran la anexión de as islas nordholandesas de Vlieland y Terschelling a la província de Frisia.En febrero de 1941, partido nacional-socialista de Sybesma y el Partido Popular frisón se unirán para formar consejo frisón (Fryske Rie), que luego pasaría a formar parte de la organización Saxo-Frísia, promovida por Abnenerbe.ConclusiónHe aquí un breve resumo de la parte de la historia de seis pueblos europeos. Seis naciones que en el periodo 1938-1944 habían dado pasos gigantes cara su liberación gracias al Nacional-Socialismo. Tres de estos pueblos consiguieron su lugar propio dentro del nuevo Orden Europeo y los otros tres harán otro tanto si no fuera contra-ofensiva judía (comunista y capitalista). Medio siglo tendría que pasar para que Eslovaquia, Ucrania y Croacia recuperaran su libertad tras ser sometidos al infierno rojo. Flandes, Bretaña e Frisia siguen luchando por ella.La historia nos da la razón. El Nacional-Socialismo es la única esperanza para los pueblos oprimidos que no quieran ser asimilados por la cultura judio-capitalista o sucumbir ante la aniquilación comunista. Porque somos nosotros, los Nacional-Socialistas, los que defendemos el Nuevo Orden Europeo, los que debemos luchar por una Europa de las Patrias, una Europa unida y liberada.