Nacionalsocialismo

jueves, 23 de julio de 2009

El FBI detuvo a alcaldes y rabinos acusados de corrupción en Nueva Jersey



La policía estadounidense detuvo este jueves a tres alcaldes, un diputado, un presidente del consejo de gobierno local, líderes religiosos judíos y decenas de políticos en el estado norteamericano de Nueva Jersey, sospechosos de un escándalo masivo de lavado de dinero, corrupción y tráfico de órganos.


Los agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI) estadounidense dijeron que estos arrestos masivos no tienen precedentes y declararon que una vez más se expone una "cultura de la corrupción" que ha hecho tristemente famosa a Nueva Jersey en las últimas décadas.
Entre los 30 detenidos se encuentran los alcaldes de Hoboken y Secaucus, y varios rabinos de la comunidad siria judía de los barrios neoyorquinos de Brooklyn y de Deal, en Nueva Jersey.
Las detenciones respunden a dos casos unidos por un único testigo. Las investigaciones de ambos comenzaron hace 10 años, según indican algunas fuentes.


Sobornos, lavado de dinero y tráfico de órganos
En el primer caso, 29 políticos fueron arrestados por la mañana en una operación coordinada, acusados de aceptar sobornos para impulsar proyectos especiales. "Por voluntad propia los políticos se pusieron a sí mismos a la venta", dijo Ralph Marra, fiscal en funciones en Newark, en Nueva Jersey. "Para estos acusados, la corrupción era un estilo de vida", agregó.
Otras 15 personas, entre ellas cinco rabinos, fueron arrestadas en una red internacional separada de lavado de dinero que también involucró a Suiza e Israel.
Uno de los rabinos implicados en esta última trama, Levy Izhak Rosenbaum, está acusado de gestionar el tráfico ilegal de órganos humanos desde hace diez años.
La pieza clave de la investigación de ambas tramas es un informante que fue acusado de fraude bancario en 2006. De acuerdo con documentos referentes al caso, colaboró con la policía como agente encubierto, haciéndose pasar por un corredor de bienes raíces y empresario de la cerámica que pagaba comisiones a los funcionarios para obtener contratos públicos y aprobaciones de proyectos.
Nueva Jersey cobró mala fama en la popular serie televisiva "The Sopranos", que trataba sobre una familia de la mafia y sus vinculaciones con la corrupción y la violencia.



1 comentario:

?? dijo...

asquerosos ladrones, juran que uno es wn y que no caxa que son unos simples ambiciosos...tìpico de ellos