Nacionalsocialismo

miércoles, 16 de julio de 2008

holocuento

HECHOS INDISCUTIBLES

1- Todos, repetimos, todos, los países en guerra en la II GM tuvieron campos de concentración, donde recluyeron a las minorías étnicas contrarias o enemigas. Esta fue una práctica generalizada.

2- Nadie niega que el trato que reciben poblaciones 'enemigas' en campos de concentración siempre es malo y que puede llegar a ser duro y dar lugar a venganzas y descarga de odios.

3- Desde el principio el Nacional Socialismo tenía la voluntad clara de expulsar de Alemania y de Europa a los judíos. Pero la idea expresada mil veces por los dirigentes Nacionalsocialistas antes de la guerra era expulsarlos de Europa, no matarlos.

LO QUE SE DISCUTE

No hubo VOLUNTAD de matar a los judíos por parte del régimen nacional socialista. Se deseaba enviar a los judíos a tierras en el este euro-asiático o a Magadascar, para fundar allí un estado judío alejado de Europa. Por tanto no hubo Genocidio alguno, en el sentido de voluntad de exterminio de un pueblo.

- No existieron cámaras de gas ni una planificación para matar judíos de forma masiva. Las cámaras de gas fueron un invento de la propaganda de guerra aliada. (Recomendamos la lectura del informe Leuchter muy clarificador al respecto).
www.portal-ns.com/FAS/informe_leuchter.htm

- Los campos de concentración eran lugares de fabricación y trabajo. Los sufrimientos en los campos de concentración no fueron mayores de los que eran lógicos de esperar en las circunstancias existentes.

- Tras la derrota alemana se fraguó por parte de dirigentes judíos una enorme campaña de mentira de guerra para justificar la represión y la eliminación de los Nacionalsocialistas en el futuro. En el Juicio de Nuremberg se falsificaron pruebas y se impusieron crímenes sin fundamento ni posibilidad de defensa. Actualmente se ha demostrado que muchas de los crímenes que se 'probaron' en Nuremberg como cometidos por los nacional socialistas, no existieron o fueron cometidos por los comunistas (como las matanzas de Katyn).

PRUEBAS

- Si el plan era de matar a todos los judíos, ¿por qué llevarlos a campos, y esperar a 1944 para liquidarlos?
- Si se ha demostrado que se falsificaron las pruebas en temas como Katyn o el jabón de grasa humana, o las 'cadenas electrificadas',.... ¿Qué valor tiene el juicio de Nuremberg en estos temas?

- Matar millones de personas entre 1944 y 1945 implicaría largas colas ante las cámaras de gas, humos tremendos en los crematorios, montañas de cenizas, rastros de cianuro en los ladrillos de las cámaras, etc... nada de esto es así. Las fotos aéreas efectuadas casi diariamente por los aliados sobre Auschwitz, y otros campos no indican nada de esto, las pruebas químicas sobre las cámaras de gas no muestran nada de esto....

¿Por qué prohibir el estudio de estos temas por ley?

CONCLUSIONES

No se trata de concluir que los alemanes fueron unos santos y que aquellos años de guerra fueron un juego de niños buenos. La gran conclusión es que la guerra es siempre lamentable, inhumana y trágica. Que en una guerra siempre hay injusticias y dramas. Que todos sufrieron mucho, los judios, los franceses, los alemanes y los rusos, todos.
La Deportación fue un drama, la de judíos durante la guerra y la de millones de alemanes después de la guerra, la de japoneses en USA o la de chechenos en la URSS, la de crotas por Tito y la de 'colaboracionistas' franceses.... Pero que no es admisible creerse la propaganda de guerra aliada sobre que los 'malísimos' eran los alemanes y los demás víctimas inocentes. El revisionismo demuestra que los alemanes actuaron dentro de las normas de la época, sin mayores culpas que los demás, y con menos saña que los hicieron los soviéticos. Y que la historia montada sobre el genocidio y su carácter satánico es algo inventado deliberadamente por los vencedores. La comunidad sionista ha aprovechado esta mentira inicial de guerra para mantener una forma de explotar económicamente a los vencidos y apoyar el victimismo israelí.

Hay que respetar el dolor de tantos judíos inocentes que murieron en campos mal cuidados en plena derrota victimas de epidemias como el Tifus, y por venganzas o malos tratos. Y hay que respetar el dolor de tantos alemanes que murieron en los campos aliados tras la guerra, de frío y hambre, palizas y violaciones. De todo ello solo una conclusión hay que sacar: Piedad para las víctimas. Pero no mentir, no usar su dolor para montar una historieta falsa de buenos y malísimos, no violar la Historia con mentiras prefabricadas, ni deformar los hechos para sacar dinero en favor del movimiento político sionista.

Para saber más sobre esta cuestión puedes leer alguna de las siguientes obras, entre otras muchas:
- El Mito de los 6 Millones, por J. Bochaca
- Cuarenta y Seis Preguntas acerca de las Cámaras de Gas Nazis
- Diario de Ana Frank, La falsificación literaria más grande del siglo XX.