Nacionalsocialismo

lunes, 7 de julio de 2008

La fiesta sangrienta judía del purim


LA FIESTA SANGRIENTA JUDÍA DEL PURIMLA FIESTA SANGRIENTA JUDÍA DEL PURIM "¡Hoy los judíos celebran su Fiesta de Purim en Nürenberg...!"(Palabras de Julius Streicher, al ser ahorcado en el Juicio de Nürenberg, en 1946.) Gracias a la influencia de la judía Esther sobre el rey persa Asuero, el Primer Ministro Amán, antijudío, fue ejecutado con sus diez hijos, y se nombró en su reemplazo al pariente de Esther, Mardoqueo. "Pero la santa Esther no quedó todavía satisfecha y consiguió que el rey enviara carta sellada a todos los gobernadores ordenando que en cada ciudad fuesen a estar con los judíos y les mandasen juntarse todos a una, y estuviesen apercibidos para defender sus vidas, y matasen y exterminasen a todos sus enemigos con sus mujeres e hijos, y todas sus casas, y que saqueasen sus despojos... Con esto, los judíos hicieron un gran estrago en sus enemigos... Porque aún los jueces de las pro­vincias y los gobernadores y procuradores, y todos los de alguna dignidad que en cada lugar dirigían la administración, ensalzaban a los judíos por temor a Mardoqueo... En la misma Susa mataron a quinientos hombres sin contar los diez hijos de Amán... Y del mismo modo en todas las provincias en tanto número que llegó a setenta y cinco mil el de los muertos... Y el día 13 del mes de Adar fue el primero de la matanza en todas partes, y el día 14 del mes de Adar terminaron de matar (como en Sabra y Chatila), cuyo día instituyeron que fuese solemne, y que en los tiempos venideros siempre se celebrase con banquetes y convites... Y desde entonces estos días se llamaron de Purim, o sea, de las suertes..." Este repulsivo Libro de Esther, que exalta y bendice el crimen, ha sido declarado canónico por la Iglesia cristiana y católica de Roma.¿Se necesita una prueba mayor para demostrar su cripto-judaismo? Pero fue sólo un crimen ritual más, ofrendado a Jehová. Las dos Guerras Mundiales han sido otros. Nürenberg, Sabra y Chatila, Katyn, los millones de campe­sinos rusos, Dresden, etcétera. Y el asesinato de Rudolf Hess... Y la matanza de los nazistas chilenos el 5 de septiembre de 1938... La fiesta de Purim no sólo se celebra con convites y banquetes, sino, y sobre todo, con el derrama­miento de la sangre de los goim...¿Es que los arios, los no judíos, se encuentran ya tan hipnotizados, tan verdaderamente animalizados que no leen, o que son incapaces de comprender o de retener lo que leen? ¿Es que no han leído la Biblia? ¿Es que no conocen el Talmud? Allí se exalta el crimen y el odio más fanático y radical del judío por el no judío, predicándose su esclavización, su explo­tación y su exterminio. "Los Protocolos de los Sabios de Sión" no son más que una pobre repetición y adaptación a nuestro tiempo de lo expuesto en la Biblia y en el Talmud, además de otros centenares de escritos judíos contemporáneos.El judío cuenta con la cobardía y comodidad de los no judíos, para terminar de una vez con ellos, o para esclavizarlos para siempre.Sí, los no judíos son ignorantes, porque no estudian, no leen, y si leen y estudian son cómodos, porque se olvidan, y si no se olvidan, son cobardes, porque prefieren olvidarse, o no creer.El Talmud, en el "Baba Mezia", dice:"Vosotros, judíos, sois llamados hombres, mientras que las naciones del mundo no merecen el nombre de hombres, sino de bestias.”Y en verdad, parece que así lo fueran.Y el Zohar."Los pueblos gentiles (no judíos) constituyen el prepucio del género humano, que hay que cortar...”El Schulkhan Arukh, del rabino Josef Caro, prescribe:"Un kohen (sacerdote judío) no debe casarse con una ramera.. ¿Qué es una ramera? Cualquier mujer no judía..""El no judío es una basura, un excremento."Ya lo hemos dicho: Nicolás Palacios, nuestro investigador y pensa­dor afirmaba, en su libro "Raza Chilena", que "cuando el judío habla de amor a la humanidad, hasta las piedras se sonríen". Este gran escritor, sobre el que se ha hecho nuevamente el silencio, debe haber conocido bien los textos judíos más modernos, que escriben:"La hipocrecía está permitida cuando el judío la necesite, o cuando tenga motivos de temor. Puede decir al no judío que le ama...”Pero el Papa Wojtyla declara que los judíos "son sus hermanos ma­yores". Querría decir que a los cristianos también, durante veinte siglos, les ha estado permitido ser hipócritas y decir que Cristo nos ama y que ellos aman a la humanidad...El famoso Maimónides afirmaba:“Dios ha ordenado practicar la usura con los no judíos y prestarles dinero solamente cuando paguen intereses, de manera tal que nosotros jamás le demos ayuda, creándole toda clase de dificultades, aun cuando él nos sea útil y nos preste favores..."Reveladora declaración para los deudores del tercer Mundo y para los préstamos de la banca judía internacional.La legislación Hadra, o Sanhedrín, dispone:"Está prohibido prestar sin usura a los no judíos.""Al que encuentre un objeto perdido por un gentil, le está prohibi­do devolverlo; debe quedarse con él"Al leer estos preceptos, que el judío debe cumplir y cumple bajo grandes penas y castigos si no lo hiciere, se comprende bien la siguiente otra disposición del "Hadra", o Sanhedrín.­"Un no judío que estudie el 'Talmud' y un judío que le ayude deben ser condenados a muerte."Y el "Schulkhan Arukh", repite:"Un goim que se ocupe de la 'Torah', debe morir."Se entiende, entonces, que Julius Streicher, que no perteneció a las S.S., ni tuvo participación alguna oficial durante el Gobierno Nacionalsocia­lista del Tercer Reich y solamente editaba su revista de estudios de los textos judíos, dando a conocer su conspiración internacional y los peligros inmen­sos que acechan a los no judíos ciegos, fuera juzgado y condenado al suplicio en Nürenberg. Por eso gritó, junto a la horca: “¡Hoy es fiesta de Purim!".. Porque él sabía...Los mismos judíos lo dicen:"Si los goím supieran lo que estamos tramando en contra de ellos, nos matarían...Lo saben, pero no hacen nada. Van al matadero judío, donde serán desangrados, como a sus reses, con la cabeza baja, como los bueyes y las bestias que semejan ser, en que se han convertido, para aceptar gustosos el sacrificio al Golem-Drácula-Jehová.Lo declara el Jalkut Simeoni ad Pentateucum:"El que hace correr sangre de los no judíos, ofrece un sacrificio a Dios.,'Las revoluciones y las guerras que ellos provocan, Sabra, Chatila, Nürenberg, Rudolf Hess... Sacrificios colectivos, crímenes rituales, también degollamientos individuales, en todo el mundo. Y en Chile.Contra esta monstruosidad se levantó el Führer, Adolf Hitler, y vino a combatir el Ultimo Avatara. Contra esto aún estamos combatiendo sus seguidores.La mente aria acepta con mucha dificultad que puedan existir seres en la tierra con instintos sadísticos capaces de efectuar sacrificios humanos rituales. Ello porque los arios carecen de semejantes instintos. No llegarán casi nunca a entender que el judío es diferente en su constitución misma. No es el Talmud o la Torah los que han hecho al judío, a pesar de todo, sino el judío que ha sido capaz de escribirlos.Los crímenes rituales han sido probados históricamente, siendo ellos la principal causa eficiente de las expulsiones de los judíos desde Inglaterra, por el Rey Eduardo I, en 1290; en España, en 1492, por el asesinato del "niño de la Guarda". Los principales crímenes rituales se realizan para la festividad de Purim, en conmemoración de la matanza de Esther. Por lo general se sacrifica un goim ario, de raza pura y "su sangre se mezclará con panes y pasteles, algunos en forma de orejas, semejantes a las de Amán", los que se comerán en la Pascua del Passad, donde, de preferencia, se sacrifica a un niño ario y se le desangra.Dice Arnold S. Leese, en su libro “Jewish Ritual Murder”, que los sacrificios humanos judíos encuentran su origen en las prácticas mágicas de pueblos oscuros primitivos, armenoides y también africanos, con los que se hayan mezclados, basados en la creencia de que todo ser viviente es un centro de energía, variando su intensidad según sea su tamaño, valor, salud y pureza, su carácter y su integridad moral (imaginémonos lo que para ellos sería Rudolf Hess). Al matar violentamente a un animal, se libera una ener­gía y, si se hace dentro de un círculo o triángulo, se impide que se escape o volatilice. "Tratándose de un ser humano, se preferirá la fuerza más alta y pura, un niño hombre, inocente y con mente limpia. La sangre es el recep­táculo de las virtudes. Por ello hay que beberla."En tiempos históricos, son los judíos Chassidim de Polonia los más apegados a estos rituales mágicos, que hacen pasar por "misticismo". Y no será coincidencia que en Polonia se haya llevado a cabo la matanza orgiástica de Katyn durante la Segunda Guerra Mundial. Eran oficiales nobles.A diario, en los mataderos especiales, que mantienen los judíos, se sacrifican animales, desangrándolos vivos, con un corte de oreja a oreja. Y no existe, por supuesto, ninguna Sociedad Protectora de Animales que se preocupe de esto.El hijo del Coronel Lindberg, famoso héroe y aviador norteamerica­no, fue raptado el 10 de marzo de 1932 y la fiesta de Purim debía celebrarse el 22 de marzo. Lindberg estuvo siempre convencido de que su hijo había sido raptado y asesinado por los judíos. La policía apuntó siempre en direc­ción de una banda judía dirigida por un tal Fleischer. Como siempre, se en­contró culpable a otro, a un alemán de apellidó Hauptmann y se le ajustició sin evidencias mayores. La verdad es que el padre de Lindberg habíase opues­to a la fundación del "Federal Reserve Banking System", propuesto por poderosos intereses judíos. De este modo, la venganza se centró en su nieto, de sangre aria, germánica.Ninguno de estos datos son invenciones nuestras. Nos remitimos a fuentes inglesas más antiguas, como al libro del famoso explorador y orien­talista inglés del siglo pasado, Sir Richard Burton, quien estudiara dedica­damente el Talmud, revelando las verdaderas apreciaciones de los judíos sobre los gentiles. Su libro se titula "The Jew, the Gypsy and The Islam" y fue publicado por W.H. Wilkins y Messrs. Hutchinson, en 1898.El libro, poco antes citado, de Arnold S. Leese, sobre los crímenes rituales judíos, termina de este modo impresionante:"¿Es acaso alguna forma de hipnotismo colectivo y de masa lo que hace que los pueblos arios acepten, consciente o inconscientemente, una to­tal subordinación mental y espiritual a la influencia judía? ¿Es esto caba­lístico?""No puedo responder a esta pregunta", agrega, "pero no encuentro otra explicación para el total rechazo por parte de influyentes ingleses a todos los que tienen el valor de denunciar y mantenerse firme en sus con­vicciones de que los judíos son responsables de crímenes rituales de no judíos. Yo he sido víctima de una ola de insultos y de ataques ante los cua­les no tengo más defensa que las pruebas dadas en mi libro. Sólo puedo pedir a aquellos que se sienten obligados a tomar partido en una campaña en contra de quienes ellos llaman erróneamente "antisemitas", que reflexio­nen y se pregunten a sí mismos si son mentalmente libres en verdad, o si están siendo manipulados inconscientemente por fuerzas masónicas y publi­caciones judías..."Ya en 1938, un escritor y luchador inglés estaba descubriendo el tra­bajo de las fuerzas hipnóticas psicotrónicas, de los "Rayos T", que los ju­díos venían aplicando, desde la Primera Guerra Mundial, sobre los no judíos y cuya central conspirativa se hallaba precisamente en Great Britain, desde que los “judíos Welsches” se apoderaran de todos los centros de control de la Albión mítica y desde que los "Druidas" infiltrados realizaran también sacrificios humanos y trabajaran con la magia negra en el control de las mentes de los sajones, de los arios. Instaurando el inamovible e impenetrable Establishment.Pocos años después, también vino a descubrirlo Rudolf Hess, en su prisión de la Torre de Londres, haciendo esa sensacional declaración sobre el uso de drogas para aplicar el "hipnotismo a distancia".¡Rudolf Hess, otra víctima de "Purim"! POR DON MIGUEL SERRANO.