Nacionalsocialismo

sábado, 23 de agosto de 2008

El Grial


A lo largo de la historia, son muchos quienes han buscado este mítico elemento y su fuente de poder: cristianos, templarios, cátaros y germanos se disinteligenten el bien supremo, la búsqueda esotérica de uno de los iconos más importantes que han existido en el devenir de los siglos.Ya en el siglo XXI, en plena era espacial, donde la tecnología y globalización dominan sin contrapeso la mente de la civilización, pareciera que no existe lugar para la magia, la leyenda, la epopeya u otra corriente de pensamiento, una que abra los enmohecidos candados de la realidad fantástica, que desde tiempos pretéritos fue dominio de algunos iniciados y que hoy sólo parece ser un recuerdo olvidado. Sin embargo, el tiempo no ha borrado como se cree, esta facultad de ver más allá, de respirar el mito y construirlo, pues hoy hablaremos de algo tan mágico como poderoso: el Grial.Para algunos cristianos, el Grial es la copa sagrada en la que Cristo vertió su sangre en la cruz, para otros es el cáliz donde Jesús compartió con sus discípulos durante la última cena. Sea cual fuera la verdad, si es que estamos en condiciones de afirmarla, lo real es que a este objeto se le atribuyen poderes extraordinarios, más allá de la razón humana. Al respecto Gerard de Sede, autor de "El tesoro cátaro", declara: "para todos el Grial es un objeto misterioso y santísimo, dotado de un doble poder mágico: permanece invisible para quien es indigno de acercarse a él, pero alimenta milagrosamente a quien ha sabido descifrar su secreto y situarse así en el linaje de los Reyes del Grial."A pesar de su importancia en la iconografía cristiana, debieron pasar mil años de la muerte de Jesús para que el Grial fuera objeto de veneración y búsqueda por los europeos. Éste aparece en la historia en tiempos de la Primera Cruzada, año 1096, al mismo tiempo que surge una nueva orden que cambiaría posteriormente la fisionomía de Europa, la Orden del Temple. A los templarios, una combinación de monjes y guerreros dependientes directamente del papado, se les atribuye haber encontrado y ocultado el Grial. No obstante, el 13 de octubre de 1307, el rey de Francia Felipe IV "el Hermoso", y el Papa Clemente V, deciden poner fin a esta orden, apresándolos y quemando en la hoguera a muchos de ellos. Desde ese momento, la leyenda del Grial comienza a desaparecer irremediablemente de la historia cristiana.Existe en la tradición germánica un Gral, que es mucho más antiguo que el "Grial" cristiano. Este es una especie de tesoro recuperado de una civilización mucho más arcaica que el antiguo Egipto o Mesopotamia. Nos referimos a la Atlántida o Hiperbórea, que existió en un período de tiempo muy antiguo y que desapareció hace 12 mil años. Este Gral, por una serie de vicisitudes, llegó a poder de los cátaros, un movimiento religioso muy importante en el Medioevo que se dio principalmente en el Mediodía francés. Proclamaban el celibato voluntario y señalaban que el mundo era una creación maligna, en la cual había que traer la luz que ellos representaban. Esta religión amenazó de tal forma la estabilidad de la Iglesia católica, que entre los años 1208 y 1244 se realizó contra los cátaros una sangrienta cruzada que terminó por aniquilarlos. Según el escritor chileno Miguel Serrano, "el Grial germánico es una piedra que cae de la corona rota de Lucifer" y agrega que "debemos explicar que la figura del ángel caído o Lucifer, la religión judía y cristiana lo declara como el demonio". Al respecto Serrano señala en la revista "Hiperbórea", volumen VII, que "Lucifer para el patriarca Enoc, como para los cátaros es un dios, es el hermano de Jesús, es un ser de Luz, bueno. Por ejemplo, Otto Rhan, Coronel de la Ahnenerbe-SS en sus estudios sobre el Gral, en el libro "La corte de Lucifer", viaja por Europa buscando esta corte, pues los verdaderos luciferinos son los que conservan la sabiduría antigua"."El Grial es un objeto muy poderoso. Para la leyenda germánica, es una piedra traída por los ángeles extraterrestres a la Tierra. Una piedra donde está grabada la sabiduría antigua. Cuando el Continente de Hiperbórea desaparece, quienes logran salvarse llevan consigo una piedra grabada, una piedra esmeralda donde está inscrito el conocimiento, la ciencia, y la sabiduría hiperbórea. Igual que si hoy día ocurriera una catástrofe y quienes se salvaran grabaran en códigos secretos todo el conocimiento científico actual. Ellos, los hiperbóreos tenían la clave de todo el saber""Los que se salvaron de la catástrofe que acabó con Hiperbórea, llevan consigo un tesoro que los ayuda en todas las sucesivas guerras y situaciones. Es un tesoro mágico y además es un código secreto que recoge el conocimiento y la sabiduría de esta civilización. Es el Gral"."A través de los descendientes de Hiperbórea que colonizaron Siberia y Europa, las tribus arias conservan este objeto. Pero el enigma del Gral está en que se ha perdido el significado antiguo del Gral y ya nadie es capaz de descifrar la ciencia antediluviana inscrita en él. La piedra llegará hasta los visigodos, pueblo godo que en el Siglo V colonizó España y el sur de Francia. En la zona del Languedoc –sur de Francia– , y sobre una antigua fortaleza solar, construyen la fortaleza de Montsegur, un castillo que luego, en el Siglo XII los cátaros reconstruyen, heredando además la piedra. Esto es lo que Wolfram Von Eschenbach llama el Grial. Como ya hemos dicho, en el Siglo XIII la Iglesia Católica organiza una cruzada contra los cátaros que terminará por exterminarlos. En la primavera de 1244, Montsegur, la fortaleza solar de los cátaros, tras meses de sitio se rinde a las las tropas francesas. Ya hemos dicho que en Montsegur los cátaros guardaban el Gral y que la Iglesia de Roma estaba ansiosa por poseerlo. La noche antes de rendirse Montsegur, cuatro caballeros perfectos logran escapar del cerco del castillo llevado consigo el tesoro cátaro. Lo llevarán a las cavernas del Sabarthez, en el Pirineo francés. Durante la Segunda Guerra Mundial, los alemanes buscaron en la región cosas como esta".Otto Rhan, había estudiado la epopeya de los cátaros y escribió en 1930 el libro "Cruzada contra el Grial". En este libro, Rhan identifica las leyendas medievales del Grial y concretamente la obra de Wolfram Von Eschenbach con los cátaros y por lo tanto, señala que el Grial estuvo custodiado por los cátaros en la fortaleza que Eschenbach denomina Monsalvatche y que, según Rhan no es otra que el mismo Montsegur. Eschenbach en su libro Parsifal, se refería al Mediodía francés de los cátaros y al tesoro que guardaban en la fortaleza de Montsegur, aunque todo había sido explicado en un lenguaje enrevesado y modificando los nombres geográficos y de las personas. Este es el gran descubrimiento de Otto Rhan: descubrir que el Gral había sido custodiado por los cátaros en Montsegur hasta la noche antes de que la fortaleza cátara capitulara ante las fuerzas del Vaticano. Pero la noche anterior a la capitulación, cuatro caballeros perfectos consiguieron burlar el cerco al castillo con el Gral y llevarlo a una caverna de las montañas del Sabarthez, en el Pirineo norte. La SS tiene conocimiento del libro de Rhan y ya con el nacional socialismo en el poder, le envían de nuevo al sur de Francia para que continue su búsqueda y estudio del Gral. De este viaje, Otto Rhan publica "La Corte de Lucifer", texto que relata el viaje y la búsqueda desde el Sur de Francia, pasando al norte de España, Italia, Tirol, Alemania y acabando el viaje en Islandia, siguiendo el rumbo de la Swástika Levógira. En este libro Rhan toma contacto con las raíces antiguas del Gral, el Vellocino de Oro y los Argonautas, los antiguos Godos, los caballeros teutones, los templarios y los cátaros, siguiendo siempre los pasos al Gral.Cuando el ejército alemán entra en Francia, las SS envían a la región de Montsegur y el Sabarthez varias expediciones para tratar de encontrar el Gral. Diversos autores, entre ellos Miguel Serrano afirman que en 1944, un año antes de que terminara la guerra, los alemanes encuentran el Gral, llevándolo a Berchstengaden, donde consiguen descifrarlo. Esto permitirá a los Nacionalsocialistas crear una tecnología nueva con el dominio de una energía nueva: la implosión. De este modo podrán crear el disco o platillo volador, aparatos que consiguen vencer las leyes de la gravedad y de la materia. Este es el Gral que los cátaros preservaron sin nunca llegar a descifrarlo. Hitler había enviado expediciones a lugares distantes como Tíbet, Colombia, Ecuador o Brasil, pero es en el Pirineo francés donde encuentra el verdadero Gral.Quienes consiguieron descifrarlo fueron los dirigenes secretos del Nacionalsocialismo. No eran nisiquiera SS. Era una Orden secreta y nisiquiera Himmler sabía de esto, aunque sospechaba, y ayudara a encontrar el Gral. Decían los cátaros que cada 700 años reverdece el laurel. Siete siglos después de que en 1244 cayera Montsegur, en 1944 los Nacionalsocialistas reencuentran el Gral y lo descifran. Ahora, gracias a ese conocimiento, los alemanes desarrollan la ciencia de los Haunebu, que en antiguo idioma polar significa hombre sabio.Dice Miguel Serrano que "el poder real del Gral es el poder del conocimiento hiperbóreo, el que buscaban los SS para recuperar el superhombre, que es algo que no está en el futuro, sino en el pasado, en Hiperbórea. El poder que Lucifer y los ángeles tenían cuando cayeron a la Tierra, el mismo que poseían los Rapa-Nui de la isla de Pascua, el maná, la facultad que hacía posible mover los Moais. Es decir, la "telekinesis". Exactamente es el poder que está en la mente y en un momento dado del tiempo se extravía. ¿Por qué se pierde?. Según el libro de Enoch y otros más, porque los seres divinos se mezclan con las hijas de los hombres que van quedando en la Tierra. Entonces, ese poder tenía la capacidad de controlar la rotación de las esferas, crear otros mundos, nuevas galaxias. Pero hay un combate, una lucha legendaria y Lucifer, pierde. Entonces los SS querían recuperar ese conocimiento hiperbóreo, para lograr que los dos hemisferios del cerebro trabajaran al mismo tiempo, ya que hasta ahora usamos nada más el izquierdo, donde se encuentra la tecnología y la mente racional. A raíz de la desaparición de esa civilización arcaica se pierde el poder del hemisferio derecho, lugar donde comulgan la leyenda, la religión, la mitología, la intuición, el poder de la telekinesis y el maná de los pobladores primitivos de Rapa Nui"."Después de la Guerra, el Gral se lo llevan los alemanes. Igual que nunca se encontró la escuadra templaria que se cree fue a América tras la persecución contra la Orden del Temple, nunca fueron encontrados los 120 submarinos alemanes que desaparecieron y que nunca fueron localizados al acabar la guerra".